Home Portal Notícias Artigos Paulo Pimenta: ¡Nuestro camino es el de la democracia y decimos no a las milicias de la derecha fascista!

Paulo Pimenta: ¡Nuestro camino es el de la democracia y decimos no a las milicias de la derecha fascista!

8 min read
0

¡Nuestro camino es el de la democracia y decimos no a las milicias de la derecha fascista!

Paulo Pimenta*

Las disputas políticas y culturales en el paso de la caravana del expresidente Lula por el Sur de Brasil no serían un hecho preocupante si estimulan el diálogo y no el odio entre los diversos sectores. En una nación efectivamente democrática, los entes educativos, los medios de comunicación, los movimientos sociales y otros actores políticos de la sociedad civil deberían estar empeñados en promover la reflexión sobre los partidos, sobre las instituciones y sobre el contexto político y, así, podríamos avanzar en el pensamiento crítico colectivo.

Desafortunadamente, no fue eso que ocurrió en Rio Grande do Sul durante esta semana. En vez de primar por la libertad y asegurar el ejercicio de la ciudadanía a todos, las instituciones del Estado no impidieron a la milicia de ruralistas armados de cortar las carreteras y agredir a las personas en el intento de impedir el debate con Lula, Dilma Rousseff y los demás integrantes de nuestra delegación.

La milicia rural también actuó para intentar barrar la entrada de la caravana en las universidades e institutos técnicos federales, violando la autonomía universitaria y derechos fundamentales.

Con patas de caballo, tractores, armas y látigos en puño, los milicianos no enaltecieron el Río Grande del Sur o cualquier tradición de honor y dignidad. En realidad, lo que estas personas hicieron fue empuñar la bandera del fascismo, fenómeno político que impuso en Italia una inmigración forzosa de decenas de miles de personas al Nuevo Mundo, incluso a nuestro estado.

Vale recordar que el fascismo hace de la violencia y el odio estrategias para que las personas pasen a rechazar la política y el diálogo democrático y, a partir de eso, naturalizen el poder autoritario. La democracia requiere el reconocimiento de la diversidad en todos los aspectos de la vida humana: política, social y cultural. Y la difusión de la convivencia democrática debe ser practicada y promovida por las escuelas, los medios, los entes de la justicia y la seguridad pública, en fin, por todos.

Debemos rechazar con vehemencia los métodos fascistas. Y es necesario consolidar la concepción de que ninguna persona puede ser perseguida, excluida o impedida de discutir política por sus convicciones e ideas.

Lo que sucedió en Rio Grande do Sul esta semana es un inmenso equívoco. Más que eso, es un abuso y una violación de la ley. Y son criminales las amenazas -incluso de muerte- que el ex presidente y toda su comitiva vienen recibiendo de esos herederos de la casa grande que se jactan de azotar esclavos y ahora golpean a mujeres, trabajadores y estudiantes que manifiestan sus preferencias políticas.

Este escenario de guerra, para nuestra tristeza e indignación, parece repetirse también en Santa Catarina, cuando trabajadores que montan la estructura del escenario que recibirá el acto público de la caravana en Chapecó fueron violentamente atacados en la mañana de este sábado por milicianos que no respetan los principios básicos de la democracia. El cuadro se vuelve aún más grave cuando las amenazas a la caravana de Lula hechas a lo largo de la semana se repiten y cuando se descubre que la milicia ruralista planea un ataque contra el avión que llevará a Lula y Dilma a Chapecó.

Frente a eso, defenderemos aún más la democracia y exigiremos con aún más vigor que nuestras instituciones estén abiertas al debate político y promuevan el respeto y la valorización de la diversidad y la cultura de paz.

¡Ese es el camino que elegimos, el camino de la democracia! El otro es el de la milicia, el de la beligerancia, el del conflicto. Todas las autoridades competentes para garantizar la seguridad pública y la armonía social han sido advertidas y serán responsables de cualquier tragedia que pueda ocurrir en los próximos días.

*Paulo Pimenta es diputado federal por el PT de Rio Grande do Sul y líder de la Bancada del PT en la Cámara en 2018.

Carregar mais notícias
Comments are closed.

Vejam também

Trincheira de resistência dos movimentos sociais, Comissão de Direitos Humanos da Câmara completa 25 anos em 2020

Para celebrar os 25 anos de criação da Comissão de Direitos Humanos e Minorias, a Câmara d…